El Ministerio del Tesoro italiano elige al consorcio Certares-Air France-Delta para la adquisición de Air Ita

Comercio y Economía - septiembre 19, 2022

Con esta elección, el MeF (ministerio de economía y finanzas) obtiene la máxima participación posible para definir a Air Ita como una empresa todavía italiana

Hasta hace unos días, la propuesta de MSC y Lufthansa parecía llevar ventaja en el expediente relativo a la adquisición de la nueva compañía aérea nacional italiana ITA Airways, perteneciente a la empresa de transporte civil «Ita s.p.a.», pero, según una nota institucional, a partir del 31 de agosto, el Ministerio de Economía y Hacienda italiano parece haber iniciado una negociación exclusiva con el consorcio Certares-Delta-Air France.

La decisión, un tanto inesperada para algunos analistas, se tomó teniendo en cuenta las condiciones propuestas por las facciones en liza y el gobierno italiano, como accionista público, prefirió continuar las negociaciones con el consorcio capaz de garantizar un mayor control por parte del MeF (45% ) frente al 20% ofrecido por MSC y Lufthansa.

Los dos consorcios que pugnan por la adquisición han valorado a la aerolínea italiana en unos 950 millones de euros y el fondo estadounidense Certares, creado en 2012 en Nueva York, con oficinas en Luxemburgo y Milán y con un valor de mercado de 10.000 millones de dólares, estaría dispuesto a pagar 600 millones de euros (además de las posibles bonificaciones futuras si Ita logra buenos resultados financieros) por el 55% de la compañía, con la posibilidad de que el Estado italiano tenga 2 de los 5 miembros del Consejo de Administración con amplios poderes de veto en las decisiones industriales y estratégicas, así como el nombramiento de un presidente de confianza para toda la empresa. La compañía Air France, que ya había colaborado activamente con Alitalia en el pasado y que siempre ha manifestado su interés en profundizar la relación para la gestión del tráfico aéreo desde y hacia el territorio italiano, participaría en los próximos meses con el 9,9% de las acciones y Delta con el 5%, reduciendo así la participación de Certares al 40,1%.

La oferta presentada por Lufthansa y MSC preveía el pago de unos 850 millones de euros por una participación del 80% y no ofrecía suficientes garantías sobre el poder de decisión concedido al Estado italiano en materia de opciones, como el viejo problema de los despidos, lo que habría generado cierto descontento entre los sindicatos y las asociaciones implicadas en la defensa de los trabajadores de las aerolíneas italianas.

Lufhtansa y MSC hicieron saber, a través de una nota oficial, que consideran que su oferta sigue siendo la más ventajosa para Air Ita, aunque una privatización, casi total, de una aerolínea nacional con un potencial incalculable como la italiana, puede ser poco ventajosa.

La empresa Lufhtansa entiende la voluntad, por parte del Ministerio de Economía y Finanzas italiano, de inclinarse por una oferta que garantice una mayor participación y un importante poder de decisión. Sin embargo, el grupo alemán mantiene un excelente posicionamiento en el mercado italiano gracias a las marcas que ya gestiona, entre ellas Air Dolomiti, con aproximadamente 4 millones de pasajeros y más de 130 salidas diarias desde 21 destinos diferentes.

Las decisiones sobre la adquisición dependen del actual Ministro de Economía italiano, que podría firmar un simple memorando de entendimiento que, por importante que sea, no obligaría al gobierno entrante a vender realmente Air Ita, o podría definir un acto preliminar que fuera vinculante y que estableciera, en caso de que el nuevo gobierno decidiera detener las negociaciones, una penalización millonaria a favor de los potenciales compradores.

Con las elecciones a las puertas, el tema de Air Ita se convierte en crucial por la importancia intrínseca de una adquisición de esta magnitud y la gestión de las partes implicadas será fundamental para evitar recoger otro fracaso más y para la definición de un acuerdo que garantice el control por parte del Estado necesario para definir de verdad a la aerolínea italiana más importante de la península. La eventualidad de una aerolínea enteramente administrada por el gobierno italiano siempre ha parecido poco pragmática y de difícil aplicación. Por lo tanto, la certeza de contar con socios de confianza que realmente se preocupen por el éxito de la empresa es esencial.

Autor: Alessandro Fiorentino

The text was translated by an automatic system